Maria Luisa PiraquiveEn el año 1980 el Señor reveló en sueños a personas diferentes: “VEÍAN A NUESTRA HERMANA MARÍA LUISA ENSEÑANDO EN UN COLEGIO O UNIVERSIDAD Y LOS ESTUDIANTES ERAN HERMANOS DE LA IGLESIA”, así el Señor estaba confirmando varias profecías:

“HE PUESTO EN TUS MANOS UN CETRO ¿SABES QUÉ SIGNIFICA EL CETRO? SIGNIFICA PODER; DEBES ENSEÑAR, ORIENTAR, EXHORTAR, INTERPRETAR SUEÑOS, TE DARÉ RESPALDO PARA ACONSEJAR”.

Se dio pues a la ejecución del Mandato Divino, no escatimando absolutamente nada, porque como ella dice: “No me doy a mí misma tiempo para descansar”, porque su deseo es agradar a Dios.

Trasmite sus conocimientos con tanto amor, inculcando siempre el respeto, la reverencia y el temor a Dios; es asombroso presenciar a través de los Estudios Bíblicos, el respaldo del Señor, Su Manifestación Gloriosa, afirmando la enseñanza de Su Doctrina, respondiendo preguntas de nuestra vida cotidiana; Y, lo más precioso, es la manera como la Dra. María Luisa nos comparte sus experiencias espirituales, enseñándonos cuál es la esencia de las mismas, cómo prepararnos cada día, para agradar y obedecer a Nuestro Creador, ser agradecidos, confiar y esperar en ÉL.

Las palabras no son suficientes para describir una MAESTRA POR EXCELENCIA y REVOLUCIONARIA DE LA EDUCACIÓN  como la han nombrado en la reunión de la XII Cumbre Iberoamericana de la Educación, en Agosto 2012, en Puerto Rico. Allí resaltaron el espíritu de superación de ella, la importancia de la educación como motor para dirigir esfuerzos a apoyar niños y niñas de escasos recursos para que tengan acceso a una educación digna y de calidad.

Lo que impactó profundamente a los miembros y participantes del Congreso Iberoamericano es el Don de Educar que tiene la Dra. a miles de personas por medio de los Estudios Bíblicos, de hecho esta prestigiosa Organización instó a la Fundación Internacional María Luisa de Moreno a participar en el tema educativo en Honor a la calidad educativa. Evaluaron la ponencia enviada por la Fundación la primera vez fue rechazada porque sólo hablaban de la Fundación, reconocieron cómo trabaja el tema educativo y la ardua labor realizada, pero insistieron que hablaran de la vida y obras de la Dra. María Luisa, de la Gran Educadora, querían saber de ella, como enseña en los Estudios Bíblicos, querían que les hablaran de La Iglesia de Dios, dijeron que hablaran de la parte espiritual, tuvieron que cambiar la ponencia.

Maestra por Excelencia

Esto marca algo grande, a veces a las personas les da miedo o temor hablar de Dios, piensan que lo de Dios no vale. Allí habían muchas personas intelectuales del mundo admiradas de ver la forma como la Dra. María Luisa enseña el Evangelio; el amor con el que ella enseña le llegó al corazón de ellos, dijeron hemos visto los Estudios Bíblicos. Anunciaron para la Fundación grandes premios. Le concedieron dos títulos a la Dra. Maria Luisa, se los ganó con su trabajo en la vida práctica, con una vida entregada a los demás, un amor inmenso que Dios ha puesto en su corazón, el Título de MAGISTER y el Título de PHD, por ser EDUCADORA POR EXCELENCIA, que lo que trasmite contagia, cada día Dios la sigue poniendo en alto. La graduaron de PHD por lo que ella hace en la vida práctica, con su lenguaje sencillo que llega al corazón, enseña a multitudes, la siguen y la aman. Su educación es en valores.

Uno de los exponentes del Congreso dijo: “Los maestros leen y leen muchos libros y por ello han perdido su identidad”. ¿Porqué se han acabado los Grandes Educadores? porque no tienen pasión por lo que hacen. La Dra. María Luisa es feliz. Preguntaron: ¿Qué libro lee la Dra. María Luisa?, ella lee LA BIBLIA.

Es el primer reconocimiento del mundo en toda la  historia de la Iglesia y a la Dra. Maria Luisa Piraquive, donde el mundo reconoce que la labor de la Iglesia para la humanidad es algo muy hermoso.

Pagina web de la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo